La “Nueva Museología” de Flores Aráoz, García Belaunde y Cipriani

cvr02 

Por Giuliana Borea Labarthe

Desde los años 80, los museos se han redimensionado como instituciones que buscan responder al desarrolla local y a la construcción de identidades incluyentes desde la Nueva Museología. De esta forma los museos intentan redimensionarse pasando de ser templos sagrados del saber a foros de múltiples lecturas y debate, de museos de espectadores a museos de actores, de museos de unos a museos de todos, de museos de grandes discursos a museos también de propuestas locales, de museos únicamente como espacios conmemorativos a museos que también incluyen memorias dolorosas.

El recuerdo de las tragedias colectivas como parte de la memoria pública es central en la práctica política y en la construcción de identidades, a partir de formas adecuadas de rememorar o de modelos de tratamiento cultural para ello. Las exposiciones y los museos han encontrando lenguajes adecuados para abordar y tratar estas tragedias colectivas, como la exposición Yuyanapaq. Para Recordar lo ha demostrado ampliamente.

Específicamente, la exposiciones y los museos sobre violencia política y memoria buscan (i) fomentar el recuerdo o conocimiento de las atrocidades cometidas a sujetos y grupos específicos, siendo las víctimas de dichos sucesos recordadas y homenajeadas a través de estos actos colectivos; (ii) forjar una identidad en las generaciones siguientes construyendo una memoria histórica en la que estén considerados tanto los hechos de dolor como las responsabilidades sociales y políticas, (iii) y apelar de forma emotiva y reflexiva a las poblaciones globales y, principalmente, locales para que estos actos no vuelvan a ocurrir.

Sigue leyendo

Anuncios

20 comentarios

Archivado bajo Artículos

En Defensa del Fuego

Patum de Berga

Patum de Berga

Por Adriana Arista Zerga

El día domingo 15 de febrero el centro de Barcelona se llenó de fuego, diversos grupos de “Colles de Correfoc” procedentes de varios lugares de la ciudad hicieron uso de esta tradición catalana que surge en los años 70, en la que comparsas, conformadas por niños, jóvenes y adultos, vestidos de diablos bailan y saltan portando artículos pirotécnicos como lanzas que despiden fuego en las puntas, dragones (que emulan las conocidas “vacas locas” utilizadas en las diversas fiestas de la sierra del Perú). Los “diablos” con el fuego en la mano, van danzando hacia el medio de la plaza y la gente (este domingo fueron en su mayoría niños) se colocan debajo del fuego saltando y bailando a los acordes de las diferentes bandas que acompañan a cada uno de los grupos. El despliegue de color y alegría hacen olvidar por algún momento el temor natural al tener el fuego tan cerca.

Pero esta manifestación cultural, y otras tantas vinculadas al uso de artículos pirotécnicos, está en alerta debido a la Directiva Europea 2007/23 que regula el uso de los artículos pirotécnicos y señala además que está restringido el uso a menores de 12 años. Las diversas agrupaciones de Colles de Correfoc no sólo de Cataluña, sino también de Valencia e Islas Baleares, han señalado su preocupación ante la aplicación de la normativa europea en España, ya que consideran que atentaría contra las manifestaciones culturales y restringiría el derecho de los ciudadanos a participar en la vida cultural a través de tradiciones populares que datan de muchos años atrás.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Artículos

Entrevista a George Yúdice: La diversidad no es sólo sinónimo de identidad

Banda Afro-Reggae

Banda Afro-Reggae

GEORGE YÚDICE es una referencia obligada en la gestión y política cultural a nivel mundial. Profesor de las universidades de Nueva York y Miami, estuvo en Lima invitado por la Maestría de Estudios Culturales de la PUCP para dictar un curso sobre economía y cultura.


Por Santiago Alfaro Rotondo

George Yúdice (Nueva York, 1947) nació cuando la radio era el principal medio de entretenimiento familiar, Hollywood penetraba el mercado europeo a cambio del plan Marshall, Harry Truman se convertía en el primer presidente norteamericano en hacer un discurso por televisión y los jóvenes italianos, judíos y afroamericanos de Brooklyn se disputaban las esquinas. En la década de los años cincuenta creció en medio del auge de Elvis Presley y pandillas familiares descritas en series como Los Sopranos.

Sigue leyendo

5 comentarios

Archivado bajo Entrevistas

Financiamiento de la cultura: Entre lo público y lo privado

 

Una de las problemáticas más importantes abordadas en las discusiones sobre políticas culturales y economía de la cultura es la del financiamiento. Los músicos, cineastas, artistas plásticos, actores y demás agentes involucrados en la gestión de actividades culturales sufren cotidianamente dificultades para acceder a recursos económicos. El mercado, es decir, el consumidor que paga la entrada de un espectáculo o compra un libro, no siempre es una fuente suficiente de financiación, no siempre genera los ingresos necesarios para cubrir la inversión realizada.

 

El déficit de recursos económicos  

Las explicaciones a este fenómeno varían en función a las dinámicas económicas de cada actividad cultural. Por ejemplo, en el cine una de ellas es el alto costo de producción y distribución que demanda cada película. En la fonografía independiente, y otras industrias productores de bienes, es la reducida recuperación de la inversión debida a la piratería. Y en el teatro, y demás artes escénicas, es su tendencia a generar una brecha entre los ingresos por taquilla y los gastos, debido al incremento constante de sus costos y baja productividad (sólo se pueden hacer una o dos presentaciones por día frente a un número limitado de personas; y, a la misma vez, los salarios crecen al ritmo de la inflación), tal como lo demostraron el tándem Baumol y Bowen, fundadores de la economía de la cultura. 

Sigue leyendo

6 comentarios

Archivado bajo Artículos

El valor de la cultura, el valor de un ministerio

La propuesta de creación de un Ministerio de Cultura, formulada por el Presidente García, ha dado lugar a una serie de opiniones que ponen en evidencia la necesidad de considerar nuevas e importantes perspectivas  en el debate.

Esta es la oportunidad para replantear el tipo de gestión y promoción de la cultura que se requiere. En el Perú, hasta hoy en día, ha prevalecido en las políticas públicas una visión patrimonialista e ilustrada de la cultura. Las expresiones actuales de nuestra diversidad cultural, que se crean y recrean dentro de procesos híbridos y fluctuantes, como las artes contemporáneas y las industrias culturales, no han sido objeto de gestión y promoción por parte del Estado. Como consecuencia, el rol  de las manifestaciones culturales en la generación de una ciudadanía integral y su aporte en el desarrollo económico, político y social del país no es aún cabalmente comprendida.

La cultura articula nuestras relaciones sociales y las formas materiales e inmateriales en las que nos representamos. Constituye una esfera de discusión, de negociación de identidades y, a la vez, es un ámbito para la creación de valor económico y la participación ciudadana. Para ello, la cultura debe ser gestionada en toda su complejidad teniendo en cuenta su valor simbólico, económico y político. Un país como el nuestro afectado por la violencia y por diferentes conflictos sociales, no puede dejar de aprovechar las posibilidades de generar cohesión y desarrollo que el trabajo en cultura trae consigo.

En este sentido, la creación de un Ministerio de Cultura, no sólo es una decisión administrativa, sino  politica, implica la adopción de un enfoque de gestión cultural orientado a garantizar las condiciones adecuadas para la libre expresión creativa y la puesta en valor de nuestro patrimonio y referentes simbólicos, priorizando su uso social y sostenible.

Sigue leyendo

26 comentarios

Archivado bajo Artículos